miércoles, 27 de febrero de 2013



 Son jóvenes pero vienen pisando fuerte y decididos a quedarse por mucho tiempo en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid. En esta edición del EGO, 20 diseñadores emergentes exhibieron sus propuestas en el showroom del Cibelespacio.

La Pasarela Cibeles de Madrid es el gran escaparate de la moda en España, pero además, una plataforma que contribuye al lanzamiento y promoción de los nuevos creadores. Por eso, la última jornada de pasarela es para ellos: es el turno del EGO.

Desde su creación, hace quince ediciones, en febrero de 2006, por EGO han pasado ya más de un centenar de participantes, y a partir de este momento contarán con un revulsivo muy especial. Se trata del nuevo premio Mercedes Benz-Fashion Talent, dirigido a promocionar internacionalmente al mejor creador joven de los desfiles de EGO.

La diseñadora valenciana Pepa Salazar, encargada de inaugurar esta edición de EGO, es la primera galardonada con este reconocimiento, lo que le permitirá llevar sus creaciones a la pasarela de Méjico. Su colección S.M.L.XL es un estudio sobre el patrón base y los tallajes erróneos, con geometrías y volúmenes. Además, la colección ha sido diseñada a raíz del cuerpo de su compañera de piso, la modelo Alba Galocha, mejor modelo de la pasada edición de la MBFW Madrid.

Pero además de los que desfilan, encontramos a casi 20 nuevos creadores más, que exponen sus prendas en los stands del Cibelespacio, con venta directa al público.

Este es el caso de Olga Prat, Nerea Lurgain y Elena Gallego, tres diseñadoras que ponen el alma en sus creaciones y que están decididas a hacer de la moda su única profesión. Las tres comparten tienda en Barcelona, que gestionan íntegramente entre ellas, en el bohemio barrio del Born. Pero además, venden a tiendas multimarca por toda la geografía española.



Tres formas diferentes de ver la moda y tres producciones totalmente distintas, pero un denominador común: son las dueñas de cada parte del proceso de creación y, excepto la confección final, lo hacen todo ellas mismas.

Como cuenta Olga Prat “es difícil competir con las grandes tiendas, pero nosotras proponemos una diferenciación a través de prendas casi exclusivas, ya que se trata de producciones pequeñas, de unas 15 ó 20 unidades por cada prenda”. Y en cuanto a la definición de su marca, Olga destaca que “el color principal de amimanera es casi siempre el negro. Además, este año, aparecen el color coral y el blanco que aporta mucha luz a la colección”. Amimanera es la pasión de Olga, que además trabaja en una tienda de moda en Barcelona, “pero me gustaría poder ganarme la vida únicamente con este proyecto”.
 
Nerea Lurgain también hace trabajos de diseño aparte de su marca, aunque confiesa que realizar todos los procesos le lleva mucho tiempo. Define su colección como “una búsqueda de la comodidad a través de prendas holgadas. Mis señas de identidad son el punto circular, el tricot y la serigrafía. Además, en cada una de mis colecciones cuento con la participación de un artista, desde un músico hasta un escultor”.

Las características que definen a la moda de Elena Gallego son “sobre todo los tejidos naturales, trabajo mucho en algodones, lanas, sedas y piel. La mayoría de mis prendas son unisex, ya que odio la etiqueta de ropa de chico y de chica. Todo es combinable y la gente puede jugar con ello para conseguir su propio estilo”. Y además, tiene el stand lleno de cangrejeras, esas que se utilizaban tanto hace años y que han vuelto a la front row en las últimas temporadas: “Comencé a hacerlas hace cuatro veranos, en una colección en la que recordaba las cosas de mi infancia y han tenido mucho éxito. Las tiño yo misma en los colores de mis prendas”.

Más info:http://redcarpet-online.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada